fbpx
Placas Madre Reviews

Review MSI 890GXM-G65 (MS-7642)

Llega a nuestros laboratorios la primera placa madre para AMD con chipset 890GX por parte de MSI. Se trata de la 890GXM-G65, una placa madre en formato mATX perteneciente a la Gaming Series de MSI y con nada más ni nada menos que una Radeon HD 4290 como IGP. Veamos cómo se comporta después del salto.

Las especificaciones de la MSI 890GXM-G65 son bastante impresionantes en papel. Con un precio de USD $130 aproximados a la fecha de este review su tamaño micro ATX nos entrega soporte para procesadores de 140W, cuatro slots de memorias DDR3 de hasta 1333 MHz normalmente y una opción extendida que aguanta hasta 2133 MHz vía Overclock, cinco (!) puertos Sata III, dos puertos USB 3, audio de ocho canales (Realtek ALC 889), SPDIF, gigabit ethernet, eSATA, y todo lo estándar que trae una placa madre. De hecho, MSI le tiene tanta fe a la placa madre que enviarán un dinosaurio a tu casa para que devore a tu familia si es que no te gusta la placa madre. Eso, o los asiáticos son pésimos publicistas.

El chipset tampoco se queda atrás. La 890GXM-G65 funciona gracias al AMD 890GX y el southbridge SB850. Lo que este dúo dinámico nos entrega es el IGP ATI Radeon HD 4290 corriendo a 500 MHz con  el Sideport a 700Mhz, UVD2 para reproducir contenido multimedia acelerado por hardware con soporte para Picture-in-Picture, escalado de video de “alta calidad”, contraste dinámico y una serie de características ideales para un media center. Si estás más interesado en aprovechar programas que utilicen GPGPU también se incluye soporte para ATI Stream y transcodeo de video por hardware, lo que acelerará el proceso de conversión si utilizas -por ejemplo- la conversión de video integrada en Windows 7.

La otra novedad que obtenemos acá es el soporte directo para SATA 3, pero no USB 3.0, por lo que probablemente a futuro veremos algún 895GX con la controladora integrada una vez que el precio  de éstas disminuya y los dispositivos con soporte para USB 3.0 se hagan más masivos. Fuera de eso tenemos más de lo mismo como el soporte para CrossFire, HT 3.0, HDMI 1.3 y demases.

Como podemos ver la placa es bastante diminuta,  pero con una distribución -en general- bastante buena. Lo primero que nos llama la atención es el sistema de enfriamiento con heatpipes proclamando el soporte para CPUs de 140W. La posición de los puertos SATA 3 y conector de 24 pines es excelente y genera cero molestias, pero no podemos decir lo mismo de la ubicación de la batería de la BIOS y los jumpers para realizar Clear CMOS, ya que si utilizas una VGA de doble slot es imposible alcanzarlos. Si le sumamos la ausencia de botones para encender la placa o realizar Clear CMOS vemos que las características de overclock no fueron muy consideradas.

Lo que nos entregaron a cambio fue un “OC Switch”, el cual puede darnos hasta un 20% de incremento en la velocidad del FSB tan solo bajando ambos interruptores.  Incrementos de un 10 y 15% también son posibles bajando solamente uno de ambos interruptores. Hablando de switches e interruptores, la placa incluye APS (Active Phase Switching), una tecnología que apaga ciertos componentes cuando no se están utilizando para ahorrar energía y que puedas presumirle a todos tus twitteramigos vegetarianos kawaii neko desu n_n cuán preocupado por el medioambiente eres. A pesar de que tengas un Crossfire de 5970 corriendo a full 24/7.

Tanto la solución de refrigeración como las fases de poder, condensadores, conector de CPU (4 pines), energía y demases no interfieren con el socket del procesador, por lo que si tienes un cooler grande o difícil de instalar puedes descansar tranquilo. El puerto PCIe x1 se encuentra inmediatamente debajo del puerto PCIe x16 mayor, por lo que si utilizas VGAs de doble slot lo perderás inmediatamente.

En el puerto trasero encontramos la salida óptica de audio, un puerto PS2 combinado para teclado o mouse, saludas HDMI, DVI y VGA (HDMI y VGA no pueden trabajar al mismo tiempo), cuatro puertos USB 2.0, dos puertos USB 3.0, un puerto eSATA, gigabit LAN y audio de 8 canales. El puerto Firewire fue omitido tanto del conector trasero como de los pin headers de la placa, así que tendrás que desempolvar la tarjeta PCI que traía tu handycam si quieres usarla en esta placa.

La BIOS es como cualquier otra BIOS de AMI. En la sección izquierda tenemos todo lo que refiere a configuración de sistema como discos de booteo, configuración y desactivación de unidades, monitoreo de sistema y demases. A la derecha tenemos el Cell Menu con las opciones de overclock, M-Flash para flashear nuestra BIOS, perfiles de overclock y opciones para guardar y restaurar el sistema.

Dentro del Cell Menu podemos deshabilitar núcleos de nuestro CPU, cambiar las opciones de Cool n’ Quiet, OC Genie, frecuencias y latencias de nuestras memorias, HT, IGP y todo lo que se te venga a la mente. El menú es extremadamente completo y promete satisfacer cualquier necesidad de overclock.

M-Flash por su parte nos permite bootear una BIOS de respaldo desde una memoria USB. Quizás, y solo quizás podríamos volver a ver BIOS modificadas por doquier como en el tiempo del socket 939.

La última opción interesante de la BIOS es poder crear perfiles de overclock y definir cuantas veces el sistema intentará utilizarlo antes de recuperarse. Bastante interesante si cambias mucho de hardware o realizas pruebas que pidan configuraciones muy específicas entre ellas.

Plataforma de Pruebas y Metodología.

La plataforma de pruebas fue la siguiente:
Usamos en hardware:

  • CPU AMD Phenom II x4 965 BE
  • RAM G.Skill eco DDR3 @ 1333 MHz (8-8-8-20)
  • MB ECS A790GXM-AD3
  • MB MSI 890GXM-G65
  • HDD Western Digital WD1600AABS-61PRA0
  • PSU Topower M2 Special Edition 600W Active PFC

Y en software

  • Windows 7 Professional x64
  • PCMark Vantage  64 bits
  • Super C
  • 3DMark Vantage
  • SiSoft Sandra 2010 Professional
  • Cinebench R11.5 64 bits
  • PovRay v3.6.2 64 bits
  • Photoshop CS4 64 bits
  • COD 6 Modern Warfare 2
  • Dirt 2
  • Battlefield: Bad Company 2
  • Far Cry 2
  • ScienceMark 2.0

Metodología
La metodología utilizada en este review es exactamente la misma que utilizamos en los reviews de placas madres y/o de CPUs que hemos realizado anteriormente. Solamente actualizamos algunas versiones de programas para mantener los resultados lo más frescos posible.

Todas las pruebas fueron ejecutadas 4 veces, indicando como valor final y presentado el promedio estable de las corridas. El sistema se mantuvo bajo sus condiciones stock en todo momento, se deshabilitó Cool&Quiet, SpeedStep y NVIDIA PhysX.

Para la prueba de codificado de video HD utilizamos “Luxo Jr.” para crear un archivo en 720p. En PovRay se utilizó una imagen de 1024×768 con filtrado antialiasing de 3 muestras y los juegos fueron ejecutados en la configuración más baja a 1280×800 sin filtro de suavizado de líneas ni anisotropía de texturas activadas.

Partimos con 3DMark y vemos la ligera ventaja que obtiene el chipset 890GX por sobre su antecesor.

Respecto al uso del CPU ambas placas madre se mantienen iguales.

El IGP por su parte demuestra un ligero aumento de rendimiento, el cual terminará marcó la diferencia en los puntajes generales.

Con Cinebench la tendencia es la misma y el uso del CPU se mantiene igual que siempre, con una imperceptible ventaja para la ECS 790GX.

Realizando pruebas de renderizado en OpenGL -uno de los puntos débiles de ATI desde que tengo memoria- nuevamente nos topamos con un empate técnico, y a decir verdad la ventaja que saca la HD4290 sobre la HD 3300 es casi nula.

A esta altura la cosa se está tornando bastante aburrida viendo como ambas placas madre empatan en cada sentido.

La aburrición continúa con otro empate técnico y un mísero punto extra para la 790GXM de ECS. Veamos si los puntajes se distancian un poco en Sisoft Sandra:

Vemos un pequeño despegue de la MSI en las pruebas del procesador, con una ventaja algo más notable en el cálculo de números enteros.

Nuevamente vemos como la MSI toma una ligera ventaja al realizar operaciones simples, pero la ventaja desaparece cuando son tareas algo más complejas.

Aquí es donde se luce la MSI con la inclusión de una controladora Sata3 para los discos duros. A pesar de que estamos operando con una unidad bastante antigua, las mejora en la velocidad de lectura es de aproximadamente un 30% y los tiempos de acceso fueron reducidos en aproximadamente 2 nanosegundos.

En PCMark Vantage la diferencia de puntos es prácticamente invisible, pero la MSI 890GXM mantiene el liderazgo.

Extrañamente en el desglose la ECS salio victoriosa en todas las pruebas salvo en la que corresponde a video.

Terminamos las pruebas sintéticas con un renderizado hecho en POV-Ray y el empate entre ambos procesadores. Pasemos a las pruebas reales.

Partimos las pruebas reales con Call of Duty: Modern Warfare 2. La HD 4290 demuestra su superioridad por sobre la HD 3300 sacando una pequeña pero notoria ventaja en las pruebas.

Photoshop por otro lado no ve muchas ganancias en el rendimiento entre ambos, convirtiendo la ventaja de 2 segundos que la MSI obtiene en una victoria imperceptible.

Far Cry 2 es simplemente imposible de jugar con frames tan bajos. Por mucho que haya avanzado el IGP en el chipset 890GX, el juego simplemente se lo devora.

El encodeo de video en alta definición tampoco presenta diferencias entre ambas placas madre, demorándose ambas el mismo tiempo.

En Dirt 2 la HD 4290 se adelanta un poco sobre la HD3300, y aunque a pesar de que el juego corre a una cantidad mísera de cuadros por segundo se mantiene bastante jugable.

Finalizamos la tanda de pruebas reales con Battlefield: Bad Company 2, donde nuevamente vemos una mejora considrable en el rendimiento del video integrado.

Palabras finales

A pesar de que la placa es un 0 a la izquierda para overclockear debo decir que la encuentro excelente. Las mejoras que entrega la controladora SATA 3 no se perciben como enormes, pero el tiempo que demoro en instalar juegos, sistema o simplemente trabajar con fotografías gigantes ha disminuido lo suficiente como para notar una mejora en la rapidez de mi flujo de trabajo. El IGP tampoco se queda atrás y suena como una buena opción para alguien que quiere saltar a DDR3, SATA 3 y USB 3, pero que se quedará sin fondos para actualizar la VGA en el intertanto (o espera a que bajen las actuales integrantes de la familia HD 5000 de ATI).

Si lo que quieres es sacarle hasta el último MHz a tu hardware y overclockear de manera obsesiva deportiva te sugerimos esperar. Lamentablemente ese es el talón de Aquiles de la placa hasta ahora, debido a que las ganancias obtenidas overclockeando son practicamente nulas. El OC Switch, si bien sube tus freciencias hasta un 20% se comportó de manera bastante errática y la última BIOS a la fecha en la página de MSI no parece soluciona los problemas. De cualquier forma sigo recomendando la placa a ojos cerrados para cualquier otro tipo de usuario, sobre todo quien busque algo bueno, bonito y barato.

Posts relacionados

Review Acer Swift 3 con AMD Ryzen 5 4500U (SF314-42-R12B)

Mario Rübke

Review Monitor ASUS XG49VQ

Mario Rübke

Review AMD Radeon RX 6800 y Radeon RX 6800 XT (Navi21, ‘Big Navi’)

Mario Rübke