Image default
ActualidadAIArtículosEmpresasNoticiasTecnología

COLUMNA: El Poder de la IA en el Sector Público

La inteligencia artificial (IA) está emergiendo como una herramienta transformadora en diversos sectores, y los gobiernos y las instituciones públicas están comenzando a reconocer su enorme potencial. Según cifras del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la IA contribuirá en un 5,4% del PIB de América Latina para el 2030, lo que equivale a aproximadamente 0,5 billones de dólares. La institución resalta que la región necesita entidades que puedan aprovechar su poder para reaccionar ágilmente a un entorno tecnológico que cambia a gran velocidad.

AMD considera la inteligencia artificial un motor de cambio debido a su capacidad para mejorar significativamente la eficiencia y calidad de los servicios públicos. Su adopción puede agilizar y optimizar procesos administrativos, optimizando la gestión de recursos y una toma de decisiones más rápida y basada en datos precisos.

La IA permite automatizar tareas repetitivas, liberando a los empleados públicos para que se concentren en actividades de mayor valor agregado. Asimismo, puede ofrecer soluciones avanzadas que mejoran la precisión y eficacia de los servicios. Por ejemplo, en la salud, puede ayudar en el diagnóstico temprano de enfermedades y en la personalización de tratamientos; en la educación, puede adaptar programas de aprendizaje a las necesidades individuales de los estudiantes; y en la seguridad pública, puede predecir y prevenir delitos a través del análisis de datos.

Adoptar la inteligencia artificial significa modificar muchos de los procesos que realizan las entidades.

Adoptar la inteligencia artificial significa modificar muchos de los procesos que realizan las entidades. Para ello, se necesita capacitación, adaptación, inversión y seguridad para la protección de datos. Lograr esto permitirá alcanzar la eficiencia y modernización del Estado, lo que conlleva beneficios para los ciudadanos.

Las innovaciones en el campo de la computación ofrecen capacidades avanzadas de procesamiento y aceleración para aplicaciones de IA. En este sentido, AMD se ha consolidado como un actor clave, desempeñando un rol fundamental en esta revolución. Su nueva generación de procesadores AMD Ryzen PRO 8000 cuenta con un motor de IA integrado, Ryzen AI, que permite ejecutar localmente aplicaciones selectas optimizadas para esta tecnología con mayor velocidad y mínima latencia, además de optimizar los costos de implementación con una inversión inicial en PCs que ya la traen integrada.

Un punto crucial en este proceso es la protección de los datos. Cabe destacar que esta abarca desde el hardware, y los procesadores de AMD están diseñados con características de seguridad integradas, como AMD Secure Processor, que proporciona una capa adicional de defensa mediante la ejecución de funciones críticas del sistema en un entorno seguro.

Otro aspecto crucial es la implementación de tecnologías que promuevan la eficiencia energética en los entornos gubernamentales. Consideremos situaciones como los centros de datos, donde se necesita un rendimiento excepcional. En estos casos, es fundamental contar con procesadores diseñados para ofrecer alta capacidad de procesamiento con un uso eficiente de recursos, como los CPU´S AMD EPYC y aceleradores para inteligencia artificial AMD Intinct. Estos procesadores permiten ejecutar tareas de manera más eficaz, lo cual no solo reduce los costos operativos asociados al consumo de energía, sino que también optimiza la infraestructura de TI.

¿Cómo comenzar la implementación de la IA?

La clave para que los gobiernos tengan éxito en este nuevo reto es la planeación. Es fundamental tener un enfoque planificado y estratégico, con procesos definidos. Es imperativo tener una visión clara de los objetivos a alcanzar, los resultados que se quieren obtener y su viabilidad.

Asimismo, la disponibilidad de información es esencial, por lo que se debe establecer una estrategia integral de gestión de datos que incluya su recopilación, almacenamiento, limpieza y protección. Además, es fundamental contar con capacitación continua y el respaldo de expertos en IA, así como implementar políticas de seguridad de los datos y códigos de ética y responsabilidad.

Por ello, venimos asesorando a los gobiernos de América Latina en su camino hacia la transformación digital. Nos enfocamos en el adecuado uso de los recursos del Estado, el análisis costo-beneficio, la mejora del rendimiento y en configuraciones adaptadas a sus necesidades específicas, además de ofrecer la mejor tecnología y productos disponibles.

Finalmente, en un entorno tecnológico que cambia rápidamente, es crucial que las instituciones públicas se adapten y evolucionen. La implementación de la IA no solo moderniza al Estado, sino que también lo prepara para enfrentar los desafíos del futuro de manera más eficiente y efectiva. En resumen, la apuesta por la IA es una inversión estratégica que puede traer beneficios sustanciales a la administración pública y a la sociedad en su conjunto.

 

Columnista Invitado: Hiram Monroy, Commercial Senior Manager para AMD en Latinoamérica Hispana.

Posts relacionados

Intel afronta los retos del mundo real con sistemas de IA

Mario Rübke

La IA avanza en Chile con nuevas normas ¿El hardware está preparado?

Mario Rübke

HP presentó en Chile su renovado portafolio de productos con inteligencia artificial

Mario Rübke