fbpx
Image default
Actualidad Artículos

Trabajo remoto: recomendaciones para su implementación efectiva

Debido a la cantidad de personas contagiadas, y que muchas empresas han tomado la decisión de permitir que sus colaboradores puedan realizar trabajo remoto. Es necesario tener claro lo que ello implica, para que este trabajo remoto sea realmente efectivo.

El teletrabajo trae varios desafíos a los cuales estar atentos. Implica coordinar con la jefatura directa las recomendaciones y elementos a considerar en un plan estructurado que asegure y mantenga la calidad del servicio comprometido del trabajo.

Se debe analizar además, con qué implementos técnicos (computador, micrófono y teléfono) contamos para poder llevar a cabo el plan, cuáles faltan y cómo los podemos proveer. Un único canal informativo es también fundamental para activar o desactivar este plan, ya sea en la forma (correo electrónico, hangout, chat) o en quién es la autoridad asignada para tomar esta medida.

La transparencia, confianza y autoorganización son elementos cruciales que van a permitir entregar el espacio y las herramientas necesarias para que el trabajo desde la casa ,en esta coyuntura tan especial para el país, sea un éxito.

El trabajo remoto, si bien muchas veces va a ser indispensable para asegurar la salud de nuestro equipo de trabajo, debe tener normas muy rigurosas que no impliquen una falta de cumplimiento. Hay que considerar que muchas empresas no reconocen el teletrabajo como una metodología; otras son muy jóvenes, inexpertas y otras menos tecnológicas, por lo que el manual debe ser creado para cada institución.

Acá algunas recomendaciones clave para implementar un manual de teletrabajo:

  • Para avanzar de buena forma, la información oficial sobre si un día se trabajará remoto o presencial debe ser canalizada a través del responsable de la empresa. Se deben definir vías oficiales de comunicación, como el correo electrónico u otro. Los horarios de trabajo se mantienen, y por lo tanto, las tareas y entregas deben realizarse en ese espacio de tiempo.
  • Una buena manera de partir el día es mantener reuniones de sincronización, idealmente entre 09.00 horas y 09.30 horas y 15.30 horas a 16.00 horas. Con esto se pueden revisar los avances, pendientes y fechas de entrega. En lo posible se deben crear en el calendario citas con la opción de “videoconferencia”.
  • Siempre se debe compartir información con los demás miembros del equipo a través de la sincronización de las tareas con herramientas como Trello. Todas las comunicaciones entre el equipo deben ser acompañadas por un buen micrófono o un teléfono que permita comunicarse adecuadamente.
  • Mantener la empatía. Siempre hay que preocuparse de cómo está tu compañero.
  • Los niveles de comunicación también deben ser óptimos con los clientes, quienes no pueden quedar fuera de esta estrategia a través de sincronizaciones periódicas e información oportuna.
  • ¿Y si no alcanzo a entregar una tarea encomendada? Lo mejor es avisar con la mayor anticipación posible, primero al equipo para evaluar si lo puede resolver alguien más, y luego al cliente informando un nuevo plazo.

La transparencia, confianza y autoorganización son elementos cruciales que van a permitir entregar el espacio y las herramientas necesarias para que el trabajo desde la casa ,en esta coyuntura tan especial para el país, sea un éxito.

 

Columnista Invitado: Ariel Jeria, Gerente general de Rompecabeza Digital.

Posts relacionados

Columna: Cuarentena mirando al futuro

Mario Rübke

Ya tienes disponible el Banco BCI en tu dispositivo Huawei

Mario Rübke

Nuevos AMD Ryzen XT podrían llegar a los 4.8GHz

MadBoxpc.com