fbpx
Artículos Software

7 novedades en la interface de Windows 7

Si hay algo a lo que ya nos hemos acostumbrado es a la interface de Windows. Una barra de tareas, botones representando las aplicaciones abiertas, un escritorio con íconos, etc. La interface que conocemos desde hace ya 13 años está completamente integrada dentro del “como se usa un computador” para la mayoría de las personas y cambiarla teniendo en cuenta esa tremenda masa de usuarios no demasiado fanática de los cambios no es tarea fácil. Por lo mismo, hoy hablaremos acerca de algunas las nuevas características de la interface del sistema operativo que reemplazará a Vista: Windows 7.


Antes de hablar de lo nuevo y diferente, tengamos en cuenta que por dentro, el cambio no será radical. Windows 7 usará el mismo kernel de Vista, lo que implica que afortunadamente no tendrá requerimientos de hardware mucho más altos (como ocurrió al pasar de XP a Vista, donde una máquina que corría sin problemas XP de pronto quedaba completamente obsoleta al cambiar de SO). El hecho de que utilice el mismo Kernel también implicará que el hardware que ya funciona en Vista no va a tener ningún problema en Windows 7; el cambio radical en la manera del SO de relacionarse con el hardware no cambiará, ni para volver al modelo XP ni para abandonar el de Vista. La explicación de esto es muy simple: Microsoft explica que muchos de los problemas de Vista se deben a un mal trabajo de software por parte de los desarrolladores de aplicaciones que no supieron adecuarse a las nuevas características de seguridad del sistema, y por lo mismo, ahora que ha pasado un año y medio y muchos de esos desarrolladores ya se han adaptado a Vista y no tendría sentido volver a meterlos en el pantano.

¿Entonces donde está el cambio? Según lo que puedo ver, Windows 7 es más una mirada madura sobre Windows Vista que una creación desde cero; desde cierto ángulo podríamos decir que Windows 7 promete ser lo que nunca fue Vista. El cambio básicamente está en la relación del sistema operativo con el usuario, o sea, en uno de los temas que son comidillo en estos tiempos donde la usabilidad es un concepto de moda: en la interface.

7 cosas que encontraremos en 7:

  1. Una barra de tareas completamente cambiada. Tal como el cambio entre Windows 3.11 y Windows 95 fue mayúsculo gracias a la introducción de la barra de tareas y del menú de inicio, con Windows 7 Microsoft hace una apuesta grande y renueva completamente la barra de tareas: no más texto con el nombre de los programas (de hecho en la barra de tareas no sólo habra programas, sino que también dispositivos, como impresoras, scanners, teléfonos, etc.), botones completamente reordenables, navegación de varios niveles (es decir, al ponerme arriba de un botón tendré acceso a una vista miniatura de la ventana, tal como en Vista, pero además al ponerme arriba de la miniventana tendré acceso tanto a cada ventana o pestaña de la aplicación). Algunos dicen que ahora la apariencia y sensación de la barra es muy similar al dock de OSX, pero yo espero que mejore la barra actual sin acercarse al famoso dock, que es una de las pocas cosas de OSX que no me gusta nada de nada.
  2. Jump lists. Este concepto habla de acciones contextuales relacionadas con cada aplicación (algo así como lo que podías hacer con el menú contextual sobre un archivo, pero mucho más trabajado y ahora disponible también para los programas), a las que podrás acceder tanto en los botones del menú inicio como en los botones de la barra de tareas. Ejemplo de esto sería: poder controlar al reproductor de medios sin tener que entrar a él, o revisar el historial de páginas visitadas de Internet también sin tener que abrir la ventana del explorador. Los desarrolladores de aplicaciones tendrán acceso a crear sus propias Jump Lists por medio de una API, lo que haría que si estos se dedican la interacción con los programas podría llegar a cambiar radicalmente.
  3. Aero recargado. Una de las cosas decepcionantes de Vista es Aero: usar la GPU solamente para tener transparencia de las barras y navegar entre ventanas me parecía completamente pobre (comparado con las posibilidades de manejo gráfico de ventanas y escritorio que ofrecen tanto OSX como Linux) y parece que a la gente de Microsoft también, ya que Windows 7 trae un Aero bastante renovado, donde podremos hacer transparentes nuestras ventanas a voluntad para acceder a la información de otras ventanas o de nuestro escritorio sin perder el foco en la aplicación activa, así como también ver nuestros gadgets (otro punto a tratar) y relacionarnos de mejor manera con las mismas, maximizando y minimizando de manera mucho más sencilla. Espero que con la versión final de Windows 7 nos llevemos una buena sorpresa, ya que creo que en esta época de ultramovilidad y pantallas pequeñitas una gestión de ventanas atractiva y eficiente es esencial. Un aspecto destacable es que Microsoft recopiló información de su famoso “Programa de mejora de la experiencia de usuario” (esa cosa que cada vez que me pedía acceso a mi información se encontraba con un rotundo NO) para crear atajos que sirvan para gestionar ventanas. Por ejemplo, se habla de que en vista de que casi toda la gente cuando trabaja con varias ventanas en realidad la mayoría del tiempo obtiene información de dos de ellas, habrá atajos rápidos para poder ver y moverse entre dos de esas ventanas. Interesante.
  4. Los Gadgets se toman el escritorio. Muy a la siga de la tendencia actual de usar aplicaciones chiquitas que cumplan una función o entreguen información específica, ahora el Sidebar desaparece para permitirnos instalar gadgets en cualquier parte del escritorio y así acceder a la información que necesitemos. Así, el escritorio se concibe como un soporte de entrada y salida de información en vez de un espacio plano donde sólo colocar archivos.
  5. Menos notificaciones molestas. Aunque esta característica suena más a armar un poco de hype pro Windows 7, las notificaciones que aparecían por defecto cada vez que movías el mouse y que terminaban siendo más molestas que el todopoderoso Clippy, desaparecerán en su gran mayoría por dos razones: usabilidad (si, todos tenemos claro que molestaban, por algo Apple se mofaba de UAC en sus comerciales) y seguridad: la gente de tanto ver ventanitas preguntando tonterías se acostumbraba a hacer clic SIEMPRE en OK, haciendo que al final del día un cambio malicioso pasara casi inadvertido. Por otra parte, también podremos tener control sobre las notificaciones que aparecen en la bandeja del sistema (ese pelotón de iconitos ilegibles que encuentras al fondo a la derecha), pudiendo elegir que cosas quieres que aparezcan (creo que en Vista ya se podía hacer) y pudiendo POR FIN apagar el mensaje de advertencia de que el firewall de Windows está apagado. ¿Qué bueno, ah?
  6. Una nueva manera de ordenar archivos: Librerías. El explorador de archivos de Windows 7 también trae novedades, dentro de las cuales está el concepto de “librerías”, una especie de carpetas virtuales que pueden contener archivos que estén dentro de cualquier otra carpeta “real”, tanto local como remota. Así se supone que podremos ordenar y acceder a nuestra información de manera mucho más cómoda donde sea que estemos.
  7. Device Stage para interactuar con el hardware. Ya hablamos de que se promete que el soporte de hardware para 7 tenga como piso todo lo que hoy soporta Vista. Además de eso, hoy se presentó la idea de Device Stage, páginas para cada componente de hardware del sistema, donde podremos ver sus características, detalles técnicos e incluso configurarlo por completo (se mencionó incluso poder cambiar los ringtones de un teléfono celular). Como todo esto es imposible que sea “automático”, inmediatamente la gente de Microsoft explicó que la página de Device Stage de cada dispositivo debe ser programada por cada fabricante (son páginas en openXML que Microsoft recibirá de cada fabricante para firmarlas digitalmente). La idea suena bien pero cuando empezamos a depender de cada fabricante para que el concepto funcione como todo, la cosa se ve complicada. O sea, puede que si el fabricante de uno de los componentes del sistema es flojo a la hora de desarrollar software nos encontremos con que algunas páginas de nuestro Device Stage sean muy buenas y útiles y otras sean un real pedazo de basura. Habrá que ver.

Estas son las características de Windows 7 que más me han llamado la atención y como pueden ver son todas características más externas que internas del sistema operativo; definitivamente Windows 7 no se está desmarcando de Vista sino que mejorándolo sin cambiar de raíz, eso ahora le da bastante sentido al hecho de que se espera que 7 esté disponible el próximo año con lo que el ciclo de vida de Vista sería bastante más corto que el usual en los sistemas operativos de Microsoft. Todavía quedan muchas cosas por saber, sobretodo en el aspecto de la movilidad: los netbooks o notebooks de bajo poder de proceso son grito y plata pero por los altos requerimientos de hardware de Vista están “condenados” a utilizar Windows XP por lo que será interesante saber si Microsoft tendrá una opción para los usuarios de estas máquinas.

¿Qué les parecen las nuevas características de Windows 7? ¿Tendrá un impacto positivo en el mundo de la computación o correrá la misma suerte de su antecesor Windows Vista, según Microsoft incomprendido por los consumidores?

Nuestras fuentes fueron estos sitios web que estuvieron presentes en el PDC 2008.

Posts relacionados

Columna: El Mundo sin cables

Mario Rübke

Revisa todas las apps de delivery que están disponibles en la AppGallery

Mario Rübke

Samsung lanza app para que recuerdes lavarte las manos

Mario Rübke