fbpx
Guías Periféricos

Guía: Como elegir una impresora

Muchos se aferran aún a sus antiguas impresoras, y de hecho hasta hace poco, yo formaba parte de ese grupo. Mi vieja multifuncional Xerox (que además de impresora es FAX, fotocopiadora, scanner y ) me terminó por aburrir, así que como en MadBoxPC nunca dejamos nada al azar, comenzamos a analizar las distintas opciones que ofrecen el mercado de las impresoras, para así elegir la mejor opción a nuestras necesidades.

Separaremos las distintas características que debemos buscar en una impresora y explicaremos en que consiste cada una de ellas, así podremos distinguir entre una impresora que se apta a nuestras necesidades de las que no se adaptan porque no cumplen requerimientos o porque entregan más de lo que nosotros vamos a utilizar.

Por definición, una impresora es un equipo capaz de producir una copia en papel u otro material de forma permanente, ya sea texto o imágenes, a partir de documentos almacenados en forma electrónica.

Pueden ser utilizadas conectadas a un computador como periférico local o estar conectada a una red de varios equipos, otras pueden trabajar en forma independiente de un computador, imprimiendo a partir de tarjetas de memoria, cámaras digitales, etc.

Tipos de impresoras

Separaremos a las impresoras por tecnología, que en términos generales para uso no profesional son 4 tipos distintos, habiendo algunos otros tipos de impresión no aplicables para uso en casa, otros en etapa experimental y otros que ya se encuentran en desuso.

Impresoras Láser


Funcionamiento esquemático de una impresora láser.

Son las que mediante técnica de xerografía transfieren tóner (llamado también “tinta seca”) a un rodillo (o tambor) de impresión, el cual es sensible a la luz, y mediante electricidad estática transfieren la impresión a papel, al cual se une gracias a calor y presión. Es el principio que utilizan las fotocopiadoras para imprimir. Permite una rápida velocidad de impresión, la cual además es de alta calidad. Disponibles tanto en blanco y negro como en color, su contra es el costo inicial del equipo, el cual es mayor al que poseen las populares impresoras de inyección de tinta.

Inyección de tinta o Ink Jet

Son tal vez las más populares hoy en día en los hogares de todo el mundo, las cuales para imprimir, rocían cantidades mínimas de tinta sobre el papel. Se utilizan para impresión de fotos y texto, existiendo impresoras diseñadas para fotografía de alta calidad (utilizando mejores pigmentos, mayor cantidad de colores y mejores cabezales).

Su principal ventaja es el costo inicial bajo y que sus cartuchos pueden ser recargados en forma económica. Sus desventajas es que son lentas, y en comparación a impresiones láser, el costo por cada hoja impresa es mayor.

Tinta sólida o Solid Ink

Mediante transferencia térmica utilizan barras sólidas, las cuales al derretirse alimentan al cabezal de impresión. Son muy buenas para imprimir sobre transparencias y otros medios distintos al papel, y sus costos son similares a los que posee la impresión láser.

Su gran desventaja es que la máquina necesita calentarse para funcionar y que su consumo energético es alto. Sólo son fabricadas por Xerox y por su costo están orientadas para uso en oficinas mas que para el hogar. La más económica parte desde los U$400.

Matriz de puntos o dot-Matrix

Son las ruidosas impresoras que se usan para imprimir boletas y facturas en muchos lugares comerciales. Mediante impacto de pequeños alfileres sobre una cinta impregnada de tinta, transfiriéndola al papel. Su principal punto fuerte es que es capaz de imprimir en papel autocopiante (por ejemplo una factura), por lo que su uso comercial es su fuerte. Ya están prácticamente dejadas de lado para uso en el hogar, pero eran las reinas de la casa antes de la aparición de las impresoras de inyección de tinta. Otra de sus principales ventajas es que son capaces de imprimir en papel continuo.

Resolución y color


Resolución

La medición de resolución de una impresora se mide en puntos por pulgada cuadrada o dpi (dots per inch), siendo esta una medida de densidad, que dará cuenta de lo detallada o no que será una impresión.

Diferencia de calidad a distintas resoluciones

La calidad de impresión muchas veces es muy importante, pero para otras aplicaciones no tiene mayor importancia. En orden de calidad, normalmente encontraremos que las mayores resoluciones serán manejadas por lo general por las impresoras láser, seguidas por las de tinta sólida, luego las de tinta y finalmente las que ofrecerán menor calidad serán las de la categoría matriz de punto.

Debemos recordar que dentro de una misma categoría de impresora, las variaciones pueden ser grandes, pero en términos generales podemos mencionar lo siguiente:

– A mayor resolución, la impresión es más lenta.
– Impresoras de mayor resolución poseen un costo mayor.
– No siempre mejor resolución significa mejor calidad final.

Este punto es interesante, ya que hay impresoras diseñadas para los entusiastas de la fotografía, en las cuales mediante el uso de cartuchos de distintos colores logran mejor calidad final de impresión de fotografías. Debemos recordar que una impresora típica de inyección de tinta posee normalmente sólo 3 colores (Cyan, Magenta y Amarillo) y que algunas impresoras diseñadas para fotografía pueden incluir fácilmente 6 colores para realizar una mejor mezcla entre ellos.

Color

Clásicamente la impresión se logra por la mezcla de 3 o más colores (mínimo 3), más el uso de color negro (pero hay algunas impresoras que imprimen en negro mediante la mezcla de los 3 colores). Los colores utilizados son Magenta, Cyan y Amarillo, que mediante el proceso de síntesis sustractiva (llamado también Dithering) logran la mezcla necesaria para la impresión. Impresoras que incluyen otros colores a la mezcla entregan resultados visualmente mejores, por lo que las impresoras diseñadas para uso fotográfico poseen colores extra.


Dithering

La impresión en color se consigue mediante la mezcla de tres o más colores básicos en diferentes cantidades, en un proceso conocido como DITHERING (síntesis sustractiva). Los tres colores básicos son: el cian (un color azul-verdoso complementario del rojo), el magenta (color carmesí oscuro, que se suele obtener mezclando rojo y azul) y el amarillo. Algunas impresoras añaden uno o dos colores más: el cian claro y el magenta claro, para aumentar el número de colores posibles mediante combinación.

Las impresoras de inyección de tinta pueden poseer cada cartucho de color en forma independiente (se gasta un color y hay que cambiar un sólo cartucho del color específico) o mas frecuentemente poseen todos los colores juntos en un cartucho, por lo cual al agotarse un color, hay que cambiar el cartucho completo, aunque quede tinta del resto de los colores. También como ya señalábamos, el color negro puede venir incluido dentro del mismo cartucho de colores, ser independiente o que el color negro se logre a partir de la combinación de los 3 colores, siendo esta última opción la que mayor costo final posee y que más demora en imprimir.

En cuanto a las impresoras láser en color, producen colores mediante cuatro pasadas de papel por el tambor (una por cada color) o mediante el paso de 4 tambores (uno por cada color). Logrando la imagen final de forma similar a como lo hacen las impresoras de inyección de tinta.

Las ya casi inexistentes impresoras matriz de punto de colores, poseían cintas de tinta de distintos colores y la impresión se lograba mediante el paso del cabezal por cada uno de los 4 colores, lo que significaba que la diferencia de tiempo entre la impresión del mismo documento en N/N y color demoraba 4 veces más en imprimir en su versión en color, debido a que el cabezal debía trabajar 4 veces más para poder pasar por los distintos colores uno  uno.

Velocidad y conectividad


Velocidad

Para muchas personas la velocidad de impresión es un tema muy importante, cada fabricante entrega la velocidad de impresión tanto en blanco y negro como en color de sus impresoras, siendo siempre mucho más lenta la velocidad de impresión de un documento en color que uno en blanco y negro. El orden de velocidad de las impresoras va de la siguiente forma (de más rápida a más lenta):

– Impresoras láser.
– Inyección de tinta.
– Tinta sólida.
– Matriz de punto.

Para un usuario normal, la velocidad de impresión es un tema mas bien poco importante y de menor importancia que, por ejemplo, los costos de los insumos (tinta y papel).

Entrada de datos

Una decisión importante a la hora de imprimir es determinar desde donde vamos a realizarlo, ya que la tecnología puede limitarnos al no conocer que es lo que tenemos. Desde hace unos años, la gran mayoría de los computadores ya no incluye un puerto paralelo para conexión a impresora, así como también es cada vez mayor el número de personas que pretenden eliminar la mayor cantidad de cables, para así tener mayor libertad de movimiento con sus notebooks.


Cable LPT1

Hasta hace no muchos años atrás, la única forma de ingresar datos a una impresora era mediante un cable directamente conectado a un computador, el cual se conectaba al puerto paralelo (LPT1).


Conexión directa a cámara digital.

Hoy en día ya casi no se utiliza este tipo de cables, sino que se utilizan los cómodos cables USB, además recientemente han aparecido cada vez más y alternativas que nos evitan el uso de un computador conectado a la impresora para poder disponer de impresiones en forma rápida y expedita. Dentro de algunas de las alternativas para ingresar datos tenemos entonces:

– Cable LPT1.
– Cable USB.
– Tarjetas de memoria.
– Conexión directa a cámara digital.
– Puerto de red (físico).
– Conexión Wi-Fi.
– Conexión Bluetooth.



Adaptador Bluetooth a LPT1 y USB.

Dichas tecnologías no sólo funcionan en impresoras “modernas”, sino que también hay dispositivos en el mercado que permiten conectar el puerto LPT1 de la impresora a un dispositivo bluetooth, dándole nueva vida a tu antigua impresora. Similar al uso de adaptadores USB a LPT1 que permiten conectar impresoras antiguas a equipos sin puerto paralelo.

Costos de insumos y mantenimiento


Costo de funcionamiento

El costo por impresión es fácilmente calculable, ya que los fabricantes entregan información de sus repuestos de insumos (cantidad de hojas que se pueden imprimir por tóner o cartucho de tinta), sabiendo el precio en el mercado de los insumos nos puede dar información de lo que gastaremos al imprimir.

Por ejemplo, comparando los costos de impresión entre 2 impresoras disponibles en el mercado chileno tenemos lo siguiente:

Impresora Epson C92

Costo de cartucho de tinta:
– Cartucho color Negro: $5.990
– Cartucho color Magenta ($6.490) + color Cyan ($6.490) + color Amarillo ($6.490): $19.470

Autonomía cartuchos:
– Color negro: 180 páginas
– Colores: 390 páginas

Costo por página impresa:
– Página color negro: $5.990/180 = $33
– Pagina en colores: $19.470/390 = $49

Impresora Canon IP-1300

Costo de cartucho de tinta:
– Cartucho color Negro: $11.990
– Cartucho color Magenta – Cyan – Amarillo: $13.990

Autonomía cartuchos:
– Color negro: 195 páginas
– Colores: 155 páginas

Costo por página impresa:
– Página color negro: $11.990/195 = $61
– Página en colores: $13990/155 = $89

Claramente es mucho más económico imprimir en la impresora EPSON de la comparación, con el punto a favor que al tener cada color independiente, si agotamos el color amarillo no necesitamos cambiar el cartucho completo, cosa que no ocurrirá con la impresora Canon de la comparación.

En cuanto a costos de impresión, uno también puede hacer comparación por el costo de impresión del resto de las impresoras, pero en líneas generales comparando entre distintas alternativas, lo que uno encuentra normalmente es que los costos son en orden de la siguiente manera (de más económico a más caro):

– Matriz de punto.
– Impresión láser.
– Tinta sólida.
– Inyección de tinta.

A esto hay que asociarlo a los costos del equipo en sí mismo (las impresoras de inyección de tinta son las más económicas), sin dejar de lado tampoco las diferencias que uno pueden encontrar entre modelos, insumos originales e insumos “alternativos”. Hay que señalar además que también existe la posibilidad de recargar cartuchos de tinta líquidos a un costo bajo, lo que también puede mejorar la relación de costos en las impresoras de inyección de tinta. Por último, también no debemos dejar de señalar la opción de convertir una impresora de inyección de tinta tradicional a un sistema de alimentación continuo de tinta, que permite abaratar aún más los costos de impresión de este tipo de sistemas.


Impresora modificada para uso de un alimentador continuo de tinta.

Repuestos y mantenimiento

Un punto a considerar en una impresora es si requerirá de mantenimiento o no, así como también la vida útil de los componentes. Dichos costos varían entre distintos modelos y sistemas, a lo que debemos destacar un hecho muy importante en impresoras de inyección de tinta, ya que hay impresoras que poseen los cabezales de impresión integrados en los cartuchos de tinta, que al agotarse los cartuchos, uno también está cambiando de cabezales de impresión, lo que por un lado nos asegura que no tendremos problemas de cabezales nunca, pero que por otro lado, encarecen los costos de operación, ya que este tipo de cartuchos posee un costo claramente mayor al de los cartuchos que son sólo un “estanque de tinta”.


Cartucho de tinta con cabezal incluido.

Por otro lado, con la popularidad de los sistemas de “recarga” de tinta y variedad de cartuchos “alternativos” que utilizan tintas de dudosa procedencia, deberemos tener cuidado con la disminución de la vida útil de nuestra impresora, ya que no estará siendo sometida a lo que originalmente dispuso el fabricante, sino que usaremos productos que podrían no ser del todo inocuos para nuestra impresora. Afortunadamente la calidad de las tintas alternativas ha mejorado mucho con el paso de los años.

En cuanto a mantenimiento de impresoras matriz de punto, son las que menos recambio de insumos y mantenimiento requieren, pudiendo funcionar por años de uso intenso sin requerir mantenimiento. Las impresoras láser requieren de limpieza cada vez que cambiemos el tóner o encontremos defectos de impresión como “rayas”, las cuales muchas veces deben ser realizadas por personal especializado, dependiendo del modelo de nuestro equipo.

Caracteristicas especiales

La cantidad de modelos en el mercado es amplia, siendo algunos muy sencillos y otros increíblemente complejos. Algunos de los modelos más populares de impresoras son las “todo en uno”, también llamadas “multifuncionales”, dentro de las cuales se encuentran las impresoras que tienen función de scanner y fotocopiadora, teniendo además algunas función de grabación de mensajes telefónicos y fax.

Otras características interesantes son la capacidad de imprimir sobre distintos formatos, ya sean transparencias, papel fotográfico, sobres, etc. Hay impresoras que incluyen distintas bandejas de alimentación de papel, permitiendo elegir y separar distintos tamaños o tipos de elementos a imprimir.


Impresora con pantalla LCD integrada para previsualización.

Por otro lado, tenemos impresoras diseñadas para utilizarse en ambientes de oficina, que permiten mediante uso de tarjetas limitar el acceso a número de impresiones por usuario, imprimir desde una red y otras funciones que no se encuentran en modelos económicos. También recientemente se han vuelto populares las impresoras que poseen una pantalla de “preview”, que permite visualizar fotografías antes de imprimirlas, función que es de gran utilidad cuando se imprime directamente desde una cámara o tarjeta de memoria. Sin duda que las características especiales con valor agregado son muy variadas y dependen de la necesidad e intereses de cada usuario.

Es de esperar que esta pequeña y resumida guía les sea de ayuda en la compra de su próxima impresora.

Posts relacionados

CORSAIR presenta su base receptora TBT100 Thunderbolt 3

MadBoxpc.com

GIGABYTE lanza una nueva línea de monitores para juegos con KVM incorporado

MadBoxpc.com

Review audífonos Huawei FreeBuds 3i

Mario Rübke