Estudio: Consumidores latinoamericanos buscan dispositivos que les hagan la vida más fácil.

Los hábitos de consumo de los latinoamericanos están cambiando a rápidamente. Según el último estudio de Intel sobre tendencias en la región, los usuarios finales ya no son personas que se conforman; viven pendientes de las nuevas tecnologías y cuando encuentran la oportunidad, se atreven a hacer la inversión necesaria para adquirir un dispositivo  que les facilite la vida.

El mismo estudio apunta que nueve de cada 10 encuestados están pensando en adquirir un nuevo dispositivo en los próximos seis meses. Entre las preferencias, están los 2en1 y los laptops. A la hora de inclinarse por alguno de estos productos, las razones más comunes entre las respuestas fueron: en primer lugar, el uso laboral; después, “conveniencia” y “educación”.

Foto 2

“Los hábitos de consumo de los latinoamericanos en cuanto a la tecnología han ido modificándose de manera notable en los últimos años. Tal es así que, en la actualidad, los usuarios se transformaron en seres exigentes, que viven pendientes de los lanzamientos y, sobre todo, valoran mucho cualquier dispositivo que pueda hacerles la vida más simple”, dijo Rocío Posadas, Gerente de Consumo de Intel para Latinoamérica.

¿Qué evalúan antes de invertir? Sobre todo, el precio del dispositivo; apenas por detrás, la calidad del procesador. En cuanto a los 2en1, el 81% de quienes lo escogen consideran esencial que estos dispositivos traigan incorporado Intel Inside.

Foto 1

También están los que ya adquirieron algún dispositivo últimamente. En este grupo, quienes se sienten más satisfechos con los resultados de sus compras son los usuarios de 2en1 y All in One -68% y 69% dicen estar “extremadamente satisfechos”, respectivamente. En cambio, las tabletas de bajo costo son las que registran un índice más alto de insatisfacción (24%).

Barreras que se convierten en desafíos

No es fácil, a pesar del interés del consumidor final, atravesar algunas barreras propias de nuestra región. Se esperan que sean 72 millones de viejos computadores los que aún estarán en circulación para finales de este año. El estudio también revela que los latinoamericanos apenas se atreven a romper las barreras cuando se presentan en el mercado determinados productos en promoción, ofertas irresistibles.

“Es importante recalcar que para conseguir óptimos resultados, los productos que adquirimos deben renovarse periódicamente. Existe el concepto erróneo de que eso se transfiere en gastos enormes; con el tiempo, observamos que es al contrario, y los nuevos dispositivos mejoran nuestro rendimiento, ya sea en el trabajo, el estudio o, simplemente, las tareas cotidianas”, señaló Posadas.

Todavía hay algunos obstáculos que deben superarse. A pesar de vivir al corriente de los nuevos dispositivos, los latinoamericanos siguen teniendo ciertos temores a la hora de dar el siguiente paso y adquirir esos productos. Por eso, aún existen muchas viejas computadoras entre los usuarios”, agregó la ejecutiva. Estas dificultades regionales hacen que generar inversión en nuevas tecnologías se convierta en un gran desafío.

Cuatro formas de preparar tu visita a la nieve gracias a la tecnología
MasterCard abre el Laboratorio de Seguridad Digital para sus clientes