fbpx
Refrigeración Reviews

Review Thermaltake Extreme Spirit II

 

Es un real agrado para nosotros presentarles un nuevo review generado por MADBOXPC. El producto que nos reúne en esta ocasión es un cooler, pero para chipset. Se trata del Extreme Spirit II, producto que Thermaltake nos ha confiado para su correspondiente revisión

A modo de introducción, les contaremos que el II que lleva como apellido este juguete no es algo que sea producto del azar, o de la mente ociosa del marketinero de turno. Thermaltake intenta con esto decirnos que no todo dicho popular es cierto. ¿Qué? ¿Cómo? ¡No estoy entendiendo nada! ¡Los reviewers de MADBOXPC son unos tarados!

Nada de eso. El dicho popular que los agarra-temperatura de Thermaltake intentan revertir es el siguiente: Las segundas partes nunca son buenas. ¿Y como? Bueno, pues obviamente lanzando una segunda parte, que espera superar en calidad y rendimiento a su antecesora. Si, una segunda parte; el Spirit “II” corresponde al segundo producto de la línea Spirit, destinada a ventilar el Chipset de nuestra computadora.

El Extreme Spirit , antecesor del producto que revisamos en esta ocasión

El Spirit estaba diseñado para ventilar el chipset utilizando un principio bastante básico: agarras un pedazo de metal (un disipador) y le pegas encima algo que le tire airecito frío (un blower). El principal problema que tienen los blower, es que para ser eficientes tienen que girar muy muy rápido, con la consecuente sonajera. Conclusión: El Spirit de que servía servía, pero era como poner un mini aeropuerto Playmobil montado en tu placa madre. Además, tenía serios problemas de compatibilidad (por su diseño y tamaño) con algunas placas madres.

¿Y como intenta TT superar su primera incursión en los ventiladores para chipset? Muy simple: desde hace un tiempo atrás, los heatpipes son una de las soluciones más eficientes y estilosas que circulan en las tiendas. Agarramos unos heatpipes, diseñamos un nuevo disipador, y tenemos al Thermaltake Spirit II.

He aquí una de sus pancartas de promoción:

Esta es la publicidad oficial. Veamos ahora como se ve el Spirit II, pero en nuestras manitos de hacha 🙂

Empaque y Bundle

El empaque. Vista frontal.

Una vez mas, como en otras ocasiones, nos encontramos con un empaque por parte de Thermaltake en plástico semi-rígido.

El empaque. Vista posterior

 

Por el frente aparecen las características más importantes del producto como el hecho de que es universal, de bajo ruido, etc.

Por la parte posterior se pueden apreciar las especificaciones en detalle del producto.

Una vez abierto el empaque, nos encontramos con lo siguiente:

– Chipset cooler TT Spirit II.
– Pequeña bolsa con tornillos, tuercas, etcétera, para llevar a cabo la instalación.
– Manual de instrucciones.

El manual de instrucciones esta correctamente explicado e ilustrado con imágenes a color, con las diferentes maneras de montar el producto dependiendo de la placa madre donde quedará instalado.

 

El Cooler

Inmediatamente una vez en nuestras manos, sin duda nos llama la atención el peculiar diseño de este producto. Éste está fabricado integramente de cobre, y su construcción se basa en una base (la cacofonía hecha texto!) circular, un par de heatpipes que vienen desde esta base ya descrita y hacen contacto con una serie de aletillas que funcionan como radiador. A este radiador va adosado un ventilador, que será el encargado de mantener fresco el cobre, y por consecuencia, nuestro chipset.


Aquí vemos como salen los heatpipes de la base en dirección al radiador.


La base es bastante alta y maciza, como se puede apreciar. El ventilador es transparente, e incorpora unos leds azules para los que gustan de la iluminación en su gabinete. También apreciamos claramente que el cable de poder y regulación de RPM del ventilador está forrado con una malla negra, a la usanza de otros productos Thermaltake.


Por el reverso del cooler, vemos claramente el radiador y las aletas que lo conforman.


Por el costado, se ve como el diseño de este sistema fue pensado para calzar en cualquier placa madre.


Por arriba, se encuentra tallado el símbolo de la marca del producto en el accesorio que sujeta el ventilador.

La base del sistema posee un pulido relativamente correcto sin llegar a ser de tipo espejo.


Las manos de hacha entraron en acción, y así podemos observar el sistema sin el ventilador adosado.


Un punto destacable en la construcción de este producto es que en la base posee un soporte giratorio que por cada uno de sus “brazos” tiene un tornillo que regula la dirección y extensión de unas plaquitas (las cuales ya veremos que sirven para afirmar el cooler a la placa madre). Todo esto nos permite “jugar” en la instalación para poder hacer calzar al Spirit II en situaciones difíciles.

Después de abrir, mirar, tocar y desarmar, es hora de montar.

Instalación



Lo primero es identificar las piezas que usaremos: 2 tornillos, 4 golillas, 4 tuercas, una banda circular aislante y pasta disipadora. La instalación la llevaremos a cabo en la popular placa madre DFI NF4 Ultra-D.


Cabe destacar que estos dos tornillos no nos son necesarios para lograr una correcta instalación; de todas maneras, no debemos botarlos por el caño ya que están destinados a ocuparse al montar en placas madres que sujeten el disipador del chipset mediante ganchos, con ausencia de orificios de montaje. Este es otro motivo más por el cual Thermaltake denomina a su producto como “universal”.


Con la placa madre por el frente, desenchufamos el ventilador del chipset. Luego volteamos la placa madre e identificamos la zona donde se encuentra fijado el disipador stock que vamos retirar.


Una vez localizados, procederemos a apretar los ganchos que mantienen firme los anclajes que sujetan el cooler stock. Con esto, estamos en condiciones de tirar y retirar los anclajes.


Como todos los que han jugado con estos ganchitos deben saber, remover anclajes apretando ganchitos es un procedimiento bastante satánico, el cual es capaz de lidiar incluso con la paciencia de la Madre Teresa de Calcuta. Ésta no fue la excepción, por lo que nos costó bastante sacar los jodidos plasticos, teniendo que aplicar bastante fuerza con sólo una mano, ya que la otra se encontraba dentro de un bolsillo sujetando las partes nobles. Finalmente cumplimos el objetivo sin dañar nada, y al voltear nuevamente la placa madre, quedamos con lo siguiente:


Vemos como son ciertos los dichos de que el disipador del chipset de estas placas se asimilaba a un “chicle”.


Parte de esta sustancia disipadora quedó adherida en el núcleo de nuestro nForce4, así que procederemos a limpiarlo por completo y obtendremos lo siguiente:


Nos dejamos de contemplaciones y seguimos con la instalación.


Volvemos a girar en 180° nuestra placa (procedimiento también conocido como darla vuelta, o quedar mirando la parte de atrás) e introducimos el par de golillas con los tornillos por el par de orificios que hemos dejado libres. Nuevamente damos vuelta la placa madre y obtendremos lo siguiente:

Introducimos el otro par de golillas y luego las 2 tuercas para dejar totalmente fijos y estables los tornillos que harán de soportes para el montaje del sistema.


Dejamos este momento para aplicar la pasta disipadora, grasa térmica, interfaz de transferencia o como quieran llamarla, ya que no habrán más ocasiones en que debamos girar la placa madre para trabajar al reverso. Perfectamente se podría haber aplicado antes, es cosa de gustos. Bromas aparte, la pasta disipadora que incluye el producto es bastante regulareque: es extremadamente líquida, lo que hace que la tarea de extender una capa delgada y uniforme sobre el core del chipset sea cosa de orientales.


Como bien lo indica el manual, es la hora de pegarle a la base del disipador el material aislante incluido. Como bonus adicional, los invitamos a ver donde dejamos nuestras huellas digitales impresas para la eternidad.


Ya casi para acabar, montamos el disipador en la posición que con antelación hallamos visto que no habrían problemas. Ajustamos los soportes e introducimos las 2 tuercas restantes en los tornillos para que de esta forma el sistema quede totalmente firme.


Para dejar bien segura la instalación, se dio un par de vueltas más a las tuercas, lo que ocasionó un poco de inclinación del “puente” que une el disipador con el tornillo. Como recordatorio final, no debemos olvidar conectar el cable del ventilador a un conector de 3 pines libres de la placa madre.


Así queda montado nuestro Thermatake Extreme Spirit II finalmente:


Una vez instalada la tarjeta de video del equipo de pruebas (x300se-guru), el disipador de ésta queda literalmente tocando al Spirit II. Esto significa que si nuestra elección en gráficas es una tarjeta muy grande (como la mayoría de las high end), podríamos tener problemas de compatibilidad. Lo universal al parecer se refiere a un universo acotado.


Apagamos las luces, y don modding hace su aparición: Lucecitas azules que a los adictos a la estética moddera les pareceran más que interesantes.

 

Bueno, toda sesión de fotos tiene su fin. Ha llegado el de ésta, así que a continuación por fin podremos ver este producto en acción. Es la hora de las pruebas.

 

Equipo de Pruebas y Metodología

Las pruebas se efectuarán en el siguiente equipo:


Placa Madre DFI Lanparty UT NF4 Ultra-D
– Procesador AMD Athlon 64 Venice 3000+
– Cooler TT Extreme Spirit II
– Memoria 512mb Buffalo DDR400 [2.5-3-3-7]
– Disco Duro Maxtor 120Gb SATA
Tarjeta de Video ATI Radeon X300SE
– Fuente de poder TR2 500watts PFC Activo

El software utilizado es el siguiente:

– Windows XP SP2
– SmartGuardian
– Ati Tool

Metodología de pruebas

Las pruebas fueron realizadas con la plataforma completa fuera de gabinete, sin ventiladores adicionales influyendo en los resultados. Probaremos el Spirit II usando su ventilador a 3 velocidades distintas (Fanless, 2600rpm, 4500rpm) y con 2 configuraciones: Procesador en stock (1.8ghz, 1.36vcore, 1.5vchip) y con el procesador overclockeado (2.7ghz, 1.55Vcore, 1.7vchip). Las temperaturas serán medidas con el sensor que posee la tarjeta madre, y para verlas utilizaremos el programa SmartGuardian. La temperatura ambiental durante las pruebas fue de aproximadamente 22°C.

Para obtener la temperatura Idle se dejó el sistema sin carga dentro de Windows XP por 20 minutos y para la temperatura Full se utilizó el programa Ati Tool en su modo Scan for Artifacts por 20 minutos.

El sistema será comparado con el disipador stock de la placa madre, el cual fue previamente testeado con la misma metodología ya expuesta. En cuanto a los compuestos utilizados para contactar el disipador con el core, en el caso del disipador stock corresponde a la sustancia amarilla semejante a un “chicle” que vimos en la instalación, y en el caso del Spirit II es la sustancia que viene incluida en el bundle.

Resultados

&nbsp &nbsp &nbsp &nbsp&nbsp

Al probar a frecuencias y voltajes por defecto, el Spirit II demuestra que trabajando a menos RPM que la solución incluida por DFI en su placa es capaz de refrigerar inclusive un poco mejor. Teniendo el ventilador apagado, la temperatura no se dispara tanto en relación a “stock 4500rpm”, por lo que manteniendo una refrigeración adecuada en el gabinete probablemente este disipador sirva para nuestros propósitos incluso sin el ventilador. 

&nbsp &nbsp &nbsp &nbsp&nbsp

Bajo condiciones de overclock a la frecuencia del procesador e incrementando el voltaje del procesador y el del chipset (que debiese de influir inmediatamente en la temperatura de su núcleo) se vuelve a repetir la misma impresión obtenida en la prueba anterior: el Spirit II demuestra que a menos RPM (y consiguientemente menos RUIDO) se las arregla perfectamente para descontarle unos cuantos grados al ventilador stock.

Conclusiones y Evaluación Final

 

Lo primero que pensamos al usar este cooler sería que habría una diferencia a nivel de performance significativa en relación al cooler stock, principalmente por el hecho de estar hecho en cobre y tener heatpipes; al parecer, la apuesta de Thermaltake va por otro lado, ofreciendo un rendimiento en temperaturas mejor pero no muchisimo mejor al del cooler stock, teniendo su fuerte en que no requiere de grandes velocidades en el ventilador para lograr esto. Esto implica que aún mejorando la ventilación con respecto a la solución por defecto los niveles de ruido se mantienen por debajo de los niveles de este, a una cantidad de dB más que aceptable. Aquel que haya tenido la oportunidad de probar el ventilador del chipset de la placa que usamos a 7500rpm sabrá lo molesto que resulta, ya que esa velocidad proviniendo de un ventilador muy pequeño no sda como resultado un zumbudo agudo muy desagradable. Respecto al ruido del propio ventilador del Spirit II, a 4500rpm (full) es identificable pero no molesta para nada, y a 2700rpm (60%) es practicamente inaudible.

El sistema demostró estar hecho de la calidad que últimamente nos tiene acostumbrados Thermaltake. El sistema y su diseño nos permitió instalarlo en una placa como la DFI NF4 Ultra-d, placa a la que no le habíamos podido ver hasta ahora un ventilador de chipset instalado en conjunto con una VGA en el puerto PCIe superior.

La instalación no tuvo mayores complicaciones que ajustar, a excepción de una tuerca que era más difícil girarla por estar cercana al radiador. El ventilador una vez en funcionamiento y en la oscuridad, demostró ser atractivo en aspecto de iluminación.

El sistema se presenta como una buena opción en cuanto a compatibilidades, ya que inclusive se puede montar en aquellas placas que por medio de ganchos mantienen al disipador del chipset en su lugar.

Finalmente, el costo de este producto es de 25 dólares y a Chile a llegado a un precio de $10.000 aproximadamente en nuestra tienda amiga SYM

Pros:

– Bajos niveles de ruido.
– Basado en heatpipes.
– Rendimiento alto a bajas RPM's.
– Compatibilidad universal.
– Instalación medianamente sencilla, sin complicaciones.
– Fabricado en cobre.
– Instrucciones bien explicadas.
– Base bien pulida, aunque no en terminación espejo.
– Terminaciones de calidad.
– Estando en Fanless, las temperaturas son muy buenas.
– Cable enfundado.

Contras:

– Si bien es teóricamente universal, en placas madres como la que probamos podría generar una incompatibilidad con una tarjeta de video de PCB muy largo.
–  La pasta disipadora no precisamente de la mejor calidad.
– Aunque el ruido no es alto, no pareciera que fueran 19dBA de nivel de ruido a 4500rpm.

 

En base a esta evaluación y las pruebas realizadas para esta revisión, otorgamos a este producto la calificación de RECOMENDADO

Brayatan y el Equipo de Reviewers de MadBoxPC.
Julio del 2006


Agradecimientos a:

Thermaltake por enviarnos este novedoso producto.
– Todos ustedes por leernos día a día.
– 6iE.CR por ser el editor con más paciencia y menos sueño en el universo (no acotado)

Posts relacionados

Cámara web IP EZVIZ Mini O Plus

Mario Rübke

Review ASUS ROG STRIX X570-E GAMING [AM4]

MadBoxpc.com

Review PES 2020

Mario Rübke