Review ECS H57H-MUS

Compártelo!

En esta oportunidad tenemos ante ustedes una nueva placa madre, basada en esta ocasión en el Chipset H57 de Intel, que no es mas que el H55 con soporte de Raid integrado. Lo que agregan nuestros amigos de ECS son 2 tarjetas extras, las cuales poseen soporte para USB3.0 y SATA6Gbps.

Esta placa, proviene en un formato mATX, por lo que será posible instalarla en cualquier case disponible, como les mencionamos, esta placa posee una gracia, la cual es que cuenta en su bundle con 2 tarjetas de expansión, ambas pueden ser utilizadas en cualquier computador, con un puerto PCIe 1x disponible.

Primera Mirada

El empaque es bastante clásico, una caja con el dragón de la serie Black de ECS.

El bundle es bien completo para una placa de gama media

  • Backplate panel I/O
  • 4x cables datos SATA II
  • 1x cable datos SATA 6Gbps
  • Guía de Usuario
  • DVD Drivers Placa Madre
  • DVD Drivers tarjetas PCIe externas (SATA 6Gbps y USB3.0)
  • Manuales de las tarjetas PCIe externas
  • Guía de instalación

Una de las tarjetas que viene incluída dentro del bundle es la ECS S6M2, una tarjeta PCIe 1x (pero soporta 4x también) y que otorga 2 puertos SATA 6Gbps, uno interno y el otro externo (eSATA). Esto es posible gracias a una controladora Marvell 88SE9128.

La otra tarjeta que viene incluida, es la ECS U3N2, una tarjeta PCIe 1x (exclusivamente 1x) y que entrega 2 puertos USB3.0. Esto es posible gracias a la controladora NEC D720200F1.

Con un look conocido para nosotros, esta placa posee las tonalidades clásicas de la familia Black Series, de ECS.

El layout de la placa es bastante bueno, el espacio entre el socket del cpu y el slot PCIe 16x de la vga es bueno, lo cual permite la utilización de coolers de gran tamano, como por ejemplo un Thermalright Extreme o un MUX 120. Sin embargo, la disposición de los slots de expansión no es del todo buena, esto porque si utilizamos una tarjeta de video dual slot, como por ejemplo una GeForce GTX460, perdemos de inmediato el slot PCIe 1x adyacente, quedándonos disponible solamente el de 4x, con esto limitamos el uso a solamente 1 de las 2 tarjetas de expansión que trae la placa.

En el panel I/O tenemos cosas interesantes, conector DVI-i Dual Link, VGA D-Sub15, HDMI 1.3, 8xUSB 2.0, eSATA II, 2x Gigabit Ethernet y sonido 7.1 HD con salida digital.

El area del cpu está rodeada por una combinación entre disipadores de aluminio y un par de heatpipes que unen estos disipadores.  Esta placa posee 9 fases de poder para el CPU y 1 para la memoria. Lo bueno, es que estamos ante una placa ECS con capacitores sólidos e inductancias de alto rendimiento. El socket del cpu es marca Foxconn, de todas formas, un buen uso no tendría problemas para nuestro cpu.

Los conectores SATAII están 90º orientados, algo que se hace muy común ultimamente, junto a ellos se encuentra un botón de Clear CMOS, este botón es ligeramente sobre la altura del slot PCIe 16×2.0 por lo que, si tenemos instalada una vga muy larga, podremos de igual manera limpiar nuestra BIOS mediante este botón.

La parte baja de la placa posee botones para Power y Reset y entre los slots de expansión hay un panel LED display que muestra durante el POST los códigos de información. Su ubicación es PÉSIMA, ya que al instalar una VGA, queda casi tapado, y si utilizamos una VGA dual slot, queda tapado íntegramente

Si llegásemos a tener problemas con nuestra BIOS, como por ejemplo, que se nos corrompiera y no pudiésemos recuperarla, con este nuevo sistema de montaje (SPI), podremos reemplazar el chip y volver a tener nuestra placa viva nuevamente.

BIOS y Opciones de Overclock

Luego de que nos aparezca la clásica pantalla BlackSeries, ingresamos a una conocida de muchos, nuestra BIOS provista por AMI.

En Advanced Setup podemos configurar si queremos nuestro CPU con HT o sin HT, además si queremos utilizar el modo Turbo o no. También, podemos configurar el orden de booteo y si queremos utilizar el ECS eJIFFY, ese sistema operativo de inicio que nos permite navegar por internet e interactuar via mensajería instantánea, sin necesidad de ingresar a nuestro sistema operativo principal.

El menú para poder overclockear y ajustar nuestro sistema es el M.I.B. III. La opción Performance Level, es para modificar el CPU Multiplier. También, podemos monitorear los voltajes de nuestro cpu, memorias y las frecuencias a las que están operando.

Los multiplicadores para las memorias son los clásicos, no hay una gran variedad. Para modificar las latencias tenemos las opciones AUTO, MANUAL y XMP. Al seleccionar Manual, la lista desplegada es bastante buena.

El BaseClock puede ser modificado desde el original hasta 600Mhz, en incrementos de 1Mhz, de igual forma, la frecuencia del bus PCIe puede ser modificada hasta los 200Mhz. Los voltajes, si bien, no tenemos una amplia variedad de valores para modificar, sí tenemos un amplio rango de valores para poner.

CPU Voltage: desde el default hasta +0.775v (en incrementos de 0.025v)

CPU VTT Voltage: desde el default hasta +0.63 (en incrementos de 0.01v)

DIMM Voltage: desde el default hasta +0.63v (en incrementos de 0.01v)

CPU VAXG Voltage: desde el default hasta +0.63v (en incrementos de 0.01v)

Overclocking

Como toda placa ECS, no estabamos muy esperanzados de lograr números altísimos de overclock en el BCLCK, si embargo pudimos lograr un buen porcentaje de overclock.

180Mhz en el BaseClock, lo que se traduce en poco más de 4.5Ghz en nuestro CPU, un número bastante bueno. Esta subida de frecuencia conllevará en un mejor desempeño de nuestro sistema bajo condiciones demandantes de velocidad y en el aumento de la banda pasante de datos entre CPU y Memorias.

Plataforma de Pruebas y Metodología

El hardware utilizado para realizar este review fué el siguiente:

  • CPU Intel Core i5 661 (3.33Ghz) HT
  • MB ECS H57H-MUS
  • MB Intel DH55TC (Referencia)
  • MB Gigabyte H57M-USB3
  • MB MSI H55M-E33
  • RAM GSKill Trident 2x2GB 1600Mhz
  • VGA Sapphire Radeon HD5850
  • HDD WD 500GB SATAII

Software

  • Windows 7 Ultimate x64
  • Catalyst 10.7
  • PCMark Vantage
  • 3DMark Vantage
  • POV Ray 3.7 beta36
  • Cinebench R11.5
  • SisoftSandra 2010 SP1
  • ScienceMark 2.0
  • Photoshop CS5
  • Call of Duty Modern Warfare 2
  • Colin McRae DiRT 2
  • FarCry 2

Metodología de Testeo

La metodología utilizada en este review es exactamente la misma que utilizamos en los reviews de placas madres y/o de CPUs que hemos realizado anteriormente. Solamente actualizamos algunas versiones de programas para mantener los resultados lo más frescos posible.

Todas las pruebas fueron ejecutadas 4 veces, indicando como valor final y presentado el promedio estable de las corridas. El sistema se mantuvo bajo sus condiciones stock en todo momento, se mantuvo activado C1E en el procesador y el Modo Turbo quedó en AUTO (para hacerlo más real).

En PovRay se utilizó una imagen de 1280×1024 con filtrado antialiasing de 3 muestras y los juegos fueron ejecutados en la configuración Alta a 1680×1050 sin filtro de suavizado de líneas ni anisotropía de texturas activadas.

Resultados de las Pruebas

Veamos como se comporta esta placa bajo las primeras pruebas de sistema

Como se pudo apreciar, el rendimiento es bastante normal y se ubica dentro del promedio. De todas formas, andaría acorde a una placa madre que cuesta prácticamente lo mismo que sus competidoras.

Ahora pasemos a las pruebas de video

En las pruebas de video tuvimos resultados dispares, por un lado resultó ser buena para benchs como 3Dmark Vantage, pero por otro en los juegos (vida real), obtuvo menos FPS que sus similares, viendose claramente en COD MW2 y FarCry2, en ambos juegos obtuvo notoriamente menos FPS que las otras placas madres. Sin embargo, en DiRT2 repuntó y se ubicó en la cima.

De todos modos, su rendimiento no deja de ser bueno, y con la calidad que caracteriza a ECS, estamos nuevamente ante una placa madre candidata a ser una opción de compra si no disponemos de mucho dinero.

Palabras Finales

Esta placa resultó ser una gran contendiente, con un rendimiento bastante bueno, además de proveer un buen nivel de overclock (dentro de los rangos de ECS), porque hay que decirlo, practicamente nadie se compra una placa ECS para hacer overclock deportivo o muy alto, sino que mas bien, son para personas que buscan rendimiento (y bueno) out-of-the-box.

El incorporar un par de tarjetas extras para tener soporte SATA 6Gbps y USB3.0 es un gran plus, ya que no necesitaríamos cambiar nuestra placa madre para poder disfrutar de estas nuevas tecnologías. Lamentablemente no tenemos los precios de ambas tarjetas, pero esperamos no sean tan costosas.

Sin embargo, utilizar cualquiera – o ambas – tarjetas, inmediatamente disminuye la cantidad de líneas PCIe disponibles (16), por lo que nuestra VGA automáticamente pasará de 16x a 8x. Si esto lo llevamos a un uso de tarjetas de video High End, resultaría en una ligera pérdida de rendimiento. Además, la interfaz PCIe 1x está limitada a 2.5Gbps de transferencia, por lo que ni USB3.0 ni SATA 6Gbps rendirán a su máxima capacidad.

La BIOS es un problema que ECS ha estado teniendo últimamente, al parecer los ingenieros que desarrollan las BIOS no se fijan bien o no entendemos, porque prácticamente siempre hay problemas, como por ejemplo modificar muchas opciones y luego del reboot la placa no inicie, pero si hacemos las modificaciones una a la vez (con reinicios de por medio), al final parte el sistema sin problemas.

De todas formas, es una buena placa madre y apreciamos que ECS tome la iniciativa de incorporar en el bundle un par de tarjetas de expansión para darle a nuestro pc soporte de las nuevas tecnologías. El precio no lo sabemos con exactitud, pero debiese estar rondando los $150USD incluyendo las tarjetas de expansión.

[Foto-Preview] Alienware M11x R2
ASUS SaberTooth X58 y ASUS Rampage III Formula