Review AMD StoreMi

Compártelo!

 

Los intentos por potenciar unidades de almacenamiento mecánicos, para que sean unidades rápidas ha sido un punto donde tanto el lado azul y ahora el “verde” le han dado foco, además desarrolladores de placas madres que han puesto de su parte para crear herramientas que le den al usuario una experiencia más amena en relación a los discos duros. AMD ampliando aún más las posibilidades de sus procesadores Ryzen, ha llevado a cabo una tecnología que saca partido de otros componentes para lograr en un disco duro velocidad de transferencia similar a las que se pueden conseguir en un SSD.

La tecnología StoreMi de AMD ha sido uno de los principales puntos en los que Pinnacle Ridge ha mostrado sus mejoras, para los chipset X470 y B450 está tecnología ha sido parte en su fabricación a los cuales se les suma el chipset X399.

En si AMD StoreMi potencia el disco duro gracias a las velocidades de otros elementos, como el SSD y caché reservado en la memoria RAM, de esta forma a nivel de experiencia de usuario podemos ver carga en menos tiempo tanto en el sistema operativo, en ejecución de programas y administración de datos dentro del sistema operativo. Si bien podemos decir, pero esto no es similar a lo que hemos visto en la competencia, podemos decir sí, es casi lo mismo. Sin una unidad por separado que nos sirve como caché, AMD StoreMi aprovecha los componentes que ya están en la plataforma para darnos estas mejoras, esto quiere decir que AMD StoreMi se potencia tanto de la memoria RAM (reserva de 2GB) y en el SSD, todo esto bajo un “Tier”.

 

Tecnología.

 

 

 

La tecnología AMD StoreMI, le da un gran impulso de rendmiento a los actuales discos duros, gracias a la combinación con SSD y memoria RAM como caché, crean en conjunto una unidad de alta densidad de memoria, alta velocidad de lectura y un gran ancho de banda, siendo estas ultimas dos características aspectos muy pobres en un disco duro. Las especificaciones para lograr esto, se limita SSD de 256GB, chipset serie 400 y X399.

 

 

Sin costo asociado a un componente dedicado para entregar esta tecnología, AMD StoreMI nos brinda menos tiempo en carga del sistema operativo, apertura de softwares, transferencia de archivos, facil administración de los dispositivos de almacenamiento.

 

Plataforma de Pruebas y Metodología.

 

Plataforma de Pruebas 
Procesador- AMD Ryzen 7 2700X
Placa Madre- ASUS ROG CROSSHAIR VII HERO (WIFI-AC)
Memorias- G.Skill TridentZ 3200MHz 2x8GB
Refrigeración- AMD Wraith Prism
Tarjeta de Video- NVIDIA GTX 1070 Ti
Fuente de Poder- Corsair RM1000X
Almacenamiento- WD Caviar Blue 2TB 64MB (WD20EZRZ)

- SAMSUNG EVO 850 SSD M.2 240GB
Monitor- LG 24UD58-B

 

  • Sistema operativo Windows 10 Pro x64.
  • La plataforma fue utilizada sin gabinete.
  • Los drivers utilizados para NVIDIA GeForce fueron : ForceWare 398.82 WHQL
  • Las pruebas sintéticas son las predeterminadas por cada uno de los benchmarks.

 

 

 

Instalación.

 

Al abrir el AMD StoreMI tenemos 3 opciones para nuestras unidades. El modo que utilizaremos es “Create Bootable StoreMI”.

Luego de esto, asignamos nuestras unidades que serán potenciadas, lo que quiere decir que nuestro HDD es nuestra unidad lenta y la rápida es el SSD, así StoreMI sabrá que unidad es cual.

Resultados.

 

AnvilPro.

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

AS SSD Benchmark.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

ATTO Disk Benchmark.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

CrystalDiskMark.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Conclusión.

Sin duda alguna esta tecnología de AMD lográ su cometido, si bien al principio estas apuesta siempre nos genera escepticismo, la verdad logramos experimentar en esta oportunidad un verdadero aumento de velocidad equiparable a lo que nos puede entregar un SSD.

La gran posibilidad de obtener esta gran mejora de rendimiento en un HDD sin costo hace de la tecnología AMD StoreMI un punto muy considerable de esta nueva generación de AMD. Si bien al principio es una tecnología más de las que se han visto como lo es Intel Optane, los factores de costo y la ganancia de rendimiento ofrecen una gran ventaja por parte de AMD.

Si al fin y al cabo el SSD se “fusiona” a la configuración de AMD StoreMI, es impresionante ver como la unidad o más bien dicho el conjunto de componentes pueden trabajar con eficiencia, potenciando en el conjunto el fuerte de cada uno de los integrantes dentro del “Tier”.

El almacenamiento de las unidades dentro de esta tecnología son sumadas, por lo que veremos los 2TB + los 256GB como = 2.256 GB (teóricamente).

La experiencia bajo esta tecnología sin duda alguna nos hace recomendar aún más la nueva generación de AMD, aunque esta tecnología implica más al chipset que el procesador, siempre logra ser un complemento al momento de ser lanzados en conjunto, por lo que una plataforma AM4 bajo un chipset B450 y un procesador Ryzen 5 Pinnacle Ridge es la configuración ideal, esto considerando que tecnología como estas comúnmente se dan en usuarios que buscan equilibrio monetario en su equipo, por lo que si un usuario apunta a la alta gama probablemente pueda adquirir un SSD de mayor densidad de memoria.

 

ASUS anuncia ROG Strix, Turbo y Dual para tarjetas gráficas GeForce RTX 2080 Ti y 2080 Gaming
ASRock presenta nuevas placas madres con chipset AMD B450