Review Mouse Corsair Dark Core RGB SE

Compártelo!

Presentado en CES2018, el Corsair Dark Core RGB SE, es la evolución natural de los periféricos de nuestro equipo, que ahora están migrando hacia lo inalámbrico. Pero a diferencia de otros fabricantes, que solo entregan un producto Wireless/Bluetooth y cableado, Corsair le entregó a este mouse, la posibilidad de recargarse inalambricamente mediante el protocolo Qi.

Este mouse es una variante de su otro producto Dark Core RGB, cuya particularidad es que soporta carga inalámbrica por Qi. En términos estructurales y de construcción, son prácticamente idénticos estos 2 modelos, y para poder ofrecer un completo bundle para los gamers, Corsair también presentó un nuevo Mousepad con superficie de carga utilizando el protocolo Qi, este es el MM1000.

Las especificaciones de este mouse, son las siguientes

Interruptores omrom, con un tiempo de vida de 50millones de clicks, Bluetooth 4.2 LE, Wireless 2.4GHz con 1ms de latencia, conexión cableada vía USB 2.0, un reporting rate de 1KHz y un sensor óptico PixArt PMW3367, que ya hemos visto en otros dispositivos, como el Glaive RGB o el Scimitar Pro, el cual puede llegar hasta los 16000 dpi (como en este caso).

Diseño

El empaque es bastante simple, nos muestra el producto, además de sus características principales (9 botones, RGB en 3 zonas, Wireless, 16000dpi y soporte para carga por Qi).

El bundle incorporado es: Manual de utilización, cable USB para carga o uso cableado, grip con soporte para dedo, adaptador USB A – microUSB, transmisor inalámbrico 2.4GHz.

El Corsair Dark Core RGB SE en su esplendor, fabricado íntegramente en plástico, con una ergonomía para personas diestras (mano derecha), el sector de la palma posee un acabado “engomado” con pequeñas protuberancias, que facilitan el agarre. El logo que se ilumina RGB.

Por el costado izquierdo se tienen 5 botones personalizables, además de 3 leds indicadores de la precisión DPI. Obviamente toda la funcinalidad de cada botón es personalizable mediante el software Corsair CUE. El costado derecho, puede ser cambiado, con el otro grip incorporado, que además agrega otro patín de desplizamiento.

La parte baja destaca por los 3 grandes patines de teflón para desplazamiento, además de los interruptores de encendido/apagado, y el selector de Bluetooth o Wireless.

Un acercamiento al adaptador USB 2.0 tipo A a microUSB.

Aqui se tienen los 2 grips laterales (derecho) que tenemos para poder utilizar en nuestro mouse, ambos se mantienen sujetos gracias a 2 imanes, que a decir verdad, funcionan bastante bien y no se aprecian movimientos a la hora de utilizar el dispositivo.

Un acercamiento a los interruptores de encendido/apagado y el modo inalámbrico.

En la parte superior frontal, se tiene el conector microUSB que permite cargar el mouse, si no utilizamos la carga inalámbrica mediante Qi, o para utilizar el mouse de forma cableada.

Experiencia de Uso y Configuración

Previo a contar nuestra experiencia con este dispositivo, les contaré la experiencia al “instalar” el mouse en el equipo.

En primer lugar, tuvimos que actualizar el software Corsair CUE a su nueva versión. Luego de ello, encendimos el mouse  en modo Bluetooth, y vamos a ver que a pesar de estar en modo bluetooth y que podemos utilizarlo, tanto Corsair CUE como Windows no lo reconocen. Pero si podemos utilizarlo…

Por lo que, fue necesario instalar el receptor inalámbrico.

Al instalar el receptor de inmediato es reconocido por el software Corsair CUE.

De esta forma podremos finalmente configurar a full nuestro dispositivo.

Las opciones son las tradicionales, iluminación RGB por zona.

Grabar macros, sensibilidad de DPI, elevación, velocidad del puntero, etc. Lo que por tradición Corsair nos ha entregado en su excelente software CUE, a lo largo de todo este tiempo.

El ajuste de la sensibilidad DPI puede ser hasta un nivel de 1dpi de detalle, desde un mínimo de 400dpi, hasta un máximo de 16000dpi. El botón “Sniper” permite configurar un nivel de dpi fijo mientras se tiene presionado dicho botón, ideal para trabajo de “precisión”, o cuando jugamos los tradicionales juegos FPS.

Finalmente, dejamos la sección de personalización de la iluminación RGB en las 3 zonas que se tienen, con los diferentes modos que Corsair provee.

Al utilizar el Corsair Dark Core RGB SE en modo inalámbrico, este presenta un “Polling Rate” sobre los 930Hz en todo momento, inclusive si estamos al máximo de dpi. De hecho, mientras mas bajos los dpi, mas cercano nos encontramos de los prometidos 1000Hz. La precisión es bastante buena, y la suavidad de los patines de teflón es de las mejores.

En lo que respecta de la ergonomía, un contra que he encontrado, incluso esforzándome en sujetar el mouse en modo palma, fue el botón lateral de ir hacia delante (el que está más próximo al borde del ratón). El botón de ir hacia atrás es muy cómodo gracias a su tamaño, y el botón Sniper tiene una posición simplemente perfecta (el centro del costado); sin embargo, para pulsar el otro botón lateral tenía que forzar un poco la posición de la mano, haciendo que pulsarlo me obligara a mover el ratón sin querer.

En cuanto a los dos botones de la zona del dedo índice (clic izquierdo) he de decir que, si bien a veces los pulsaba sin querer, es cuestión de costumbre pues pasadas unas horas utilizando el ratón dejé de tener ese problema. Es evidente que un mouse nuevo, y más aquel con botones adicionales a los que no estamos acostumbrados, necesita un tiempo de adaptación.

La batería ha durado lo suficiente, con un uso diario de aproximadamente 4 horas (entre juegos y ofimática), teniendo que recargar el mouse al 4º día, ya que esta se encontraba en un nivel inferior al 10%, obviamente con iluminación RGB encendida, si tenemos un mouse RGB, como no lo íbamos a tener con el RGB encendido.

Palabras Finales

Corsair quizo dar un paso más allá en la tecnología inalámbrica (con la iniciativa que han denominado unplug & play), creando no solo el que es su primer mouse inalámbrico, sino además un pionero en el mercado, ya que al situarlo junto a un mousepad que soporte carga inalámbrica Qi (como el MM1000 de Corsair), hace que nunca más volvamos a necesitar cables, ni siquiera para cargar la batería. El Corsair Dark Core SE RGB es, desde luego, un excelente estreno del fabricante en el mundo wireless.

Algo que mencionar ajeno al dispositivo en sí, es que si no poseemos una superficie de carga inalámbrica por Qi, obligatoriamente tenemos que hacer uso del cable provisto, esto ya que no se cuenta con una base cargadora, como la gran mayoría de otros mouse inalámbricos presentes en el mercado.

Con un precio de $89.99USD el Dark Core RGB SE, se posiciona como una buenísima opción, a la hora de elegir un mouse Wired/Wireless, que además soporta Qi. Corsair también posee una versión sin soporte de carga mediante protocolo Qi, con un precio de $79.99USD.

Samsung Galaxy S9: Un Gama alta bien pensado
Review WD SSD Green 240GB + WD SSHD Blue 4TB: Una combinación efectiva para tu PC