fbpx
Actualidad Artículos Inventos Tecnología

La tecnología tras las pantallas IMAX

imax

Siguiendo con la serie La Tecnología Tras, ésta vez hablaremos sobre las pantallas de cine llamadas IMAX. De ellas no tenemos en Chile, aunque sí hay planes para abrir un par de salas IMAX, al menos en el mediano plazo. En todo caso, para que nos hagamos la idea de lo que se trata vale este post.

IMAX significa Image Maximum, que en un principio nada nos indica. En realidad, IMAX es un formato para filmar películas que permite un mayor tamaño y una mejor resolución que el estándar utilizado actualmente. ¿Cómo logra esta mejor resolución? Utilizando un film más grande, de 70mm. Para que se hagan una idea, cada cuadro de este film es perforado unas 15 veces (las perforaciones que utiliza la cámara para tomar el film y hacerlo correr), mientras que cada cuadro del film estándar es perforado sólo unas 5 veces.

Imaxcomparison

¿Cómo es una pantalla IMAX?

Una pantalla IMAX mide 22 metros de ancho por 16.1 metros de alto. Más o menos así:

Haz click para ampliar. Vale la pena.
Haz click para ampliar. Vale la pena.

Otras variaciones de las pantallas IMAX.

Existen pantallas como las IMAX Dome (a veces llamada OmniDome u OmniMax) que, como seguramente adivinaron, está dispuesta como un domo. También hay un IMAX 3D (como la de la infografía de arriba), IMAX HD y DIGITAL IMAX.

El asunto del sonido.

Como la intención de los creadores del formato IMAX es proporcionar una mejor experiencia en el cine, no sólo se trata de una mejor resolución, sino también de un mejor sonido. Para esto, el formato IMAX no incorpora el sonido dentro del film mismo, sino que dentro de otra pista de 35mm que se sincroniza con el film IMAX. Esta pista de sonido, dividida en 6 canales, ha ido evolucionando y, desde el notorio avance de las tecnologías digitales, el sonido en un film de formato IMAX es reproducido directamente desde un disco duro, en un formato de audio no comprimido que se distribuye directamente a los amplificadores. Esto es importante, en un film IMAX no verás la presentación de los decodificadores como Dolby Digital, por que el sonido, como ya dije, va directamente a los amplificadores en un formato no comprimido. Demás está decir que se necesita un disco duro de gran capacidad para reproducir el sonido de una película como, digamos, Transformers 2.

Una sala de cine IMAX no es como una sala de cine convencional.

En la construcción también difieren. Para entender esto, la próxima ves que vayan a una sala de cine, tomen asiento (a lo menos mientra dura este experimento) en la última fila y calculen cuántas pantallas caben desde su asiento hasta donde se encuentra efectivamente la pantalla. Verán, en un cine convencional, esa distancia llega incluso hasta 8 pantallas.

En el caso de las pantallas IMAX, como se trata de grandes dimensiones, por lo que generalmente todas las filas de la audiencia caben en la altura de la pantalla. Esto permite que toda la audiencia esté más cerca de la pantalla, permitiéndo una experiencia mucho más espectacular.

Grandes películas filmadas en el formato IMAX.

Si bien recuerdan, Christopher Nolan dirigió varias secuencias de El Caballero Oscuro (The Dark Knight) en este formato, por lo que su película se estrenó en cines IMAX logrando un récord en recaudación.

the dark knight imax

Este récord sería superado por otra película taquillera: Star Trek The Imax Experiencie. Que luego sería superado por otra película del 2009: Transformers 2. Ésta última llegó a recaudar 16 millones de dólares.

En todo caso, hay una diferencia entre una película filmada en formato IMAX y una película remasterizada para IMAX. En el caso de éstas últimas, el film (de 35mm) es digitalizado y remasterizado para alcanzar las resoluciones de las salas de cine IMAX. Para eso se utiliza una tecnología llamada Digital Re-Mastering. Por ejemplo, Batman Begins fue remasterizada para ser exhibida en cines IMAX, mientras que The Dark Knight fue filmada en el formato IMAX (el total de secuencias filmadas en éste formato llegaban casi a los 30 minutos de la película).

¿Por qué no hemos visto más películas comerciales en formato IMAX?

Por que es un formato mucho más caro de producir. Las cámaras que permiten filmar en formato IMAX son más grandes y complejas, por lo que preparar las tomas demora mucho más. Si una cámara normal permite entre 10 a 15 tomas por día, una cámara IMAX sólo permite 4 a 5.

Pero eso no es todo, porque si tomamos en cuenta que las películas en las que mejor se aprecia IMAX (a parte de los documentales), son los éxitos de taquilla con efectos especiales, hay que considerar que mientras más resolución más trabajo para los técnicos en efectos especiales, que tienen que trabajar 5 a 6 veces más para producir un film en formato IMAX.

Más información:

Posts relacionados

HyperX apuesta por Latinoamérica con el anuncio del Play Together y de 4 nuevos productos

Mario Rübke

La adopción de tecnologías emergentes en Chile

Mario Rübke

Intel vende su negocio de memorias NAND SSD a SK Hynix por US$ 9000 millones

Mario Rübke