fbpx
Actualidad Artículos

Fotógrafo amateur es baneado de un centro comercial por realizar fotografía cándida

Esta es la fotografía que metió a Dan Scott, un fotógrafo amateur de la ciudad de Vermontt, en serios problemas, como tener a los medios tras su espalda y una orden restrictiva que prohíbe su entrada a más de 60 establecimientos comerciales. ¿Cómo es posible que una imagen genere tantos problemas? los detalles después del salto.

Según lo reporteado por Seven Days,  Scott es un hombre de familia que en su tiempo libre se dedica a la fotografía cándida. Una de sus ubicaciones favoritas es el Church Street Marketplace, una suerte de mall al aire libre en la ciudad de Vermontt. Todo comenzó un día cuando un guardia del conjunto comercial se le acercó un día a decirle que no tenía permiso para realizar fotografías, a lo que el respondió que estaba en un lugar público y no estaba infringiendo ley alguna. Inclusive la misma política interna del lugar indica que la fotografía sólo está prohibida al interior de los locales, ya que no son más que varios locales comerciales ubicados en una pequeña calle.

Al rato después oficiales de policía se le acercaron y comenzaron a interrogarlo sobre sus fotografías, en qué lugar trabajaba y qué hacía ahí. Nuevamente Scott le explicó a los oficiales que no estaba realizando ningún acto ilegal y que las fotografías están protegidas por sus derechos constitucionales. Al día siguiente lo fueron a interrogar a su trabajo para obtener más información, saber si utilizaba las fotografías a nivel comercial y si realizaba tomas de niños. Scott respondió que se enfoca principalmente en ancianos y discapacitados, aunque también realiza fotos de familias, niños y mujeres que pueden terminar en su página de Flickr, declaración que -según sus palabras- los oficiales encontraron repugnante.

Según Scott, los problemas empeoraron cuando realizó esta captura desde el exterior de un café y la administradora del local lo persiguió gritando y exigiendo que borrara las fotografías y que no tenía permiso para realizarlas. A pesar de explicarle que no hizo nada malo y retirarse del lugar la administradora lo siguió y trató de amedrentarlo con gritos, pero de nada funcionaron.

Pasaron un par de semanas y Scott realizó la fotografía que aparece en portada donde sale una mujer fumando que trabaja para el mismo café con el que tuvo problemas anteriormente. Para empeorar las cosas, la mujer era la administradora que había perseguido a Scott la ocasión anterior, pero el no la había reconocido.Nuevamente la mujer se salió de sus casillas y demandó que se detuviera y borrara las fotografías realizadas. Scott sólo cumplió con la primera petición y se alejó del lugar.

El lunes siguiente recibió una visita de la policía, quienes traían una orden que le prohíbe ingresar a los 67 establecimientos del Church Street Marketplace por el periodo de un año, algo que no le causó mucha gracia puesto que nunca realizó fotografías dentro de los establecimientos comerciales y le impide ingresar no sólo al café, sino que a todos los otros lugares.

La versión de los dueños del café sin embargo es otra, ya que indican que con frecuencia fotografía mujeres jóvenes, actúa de manera extraña cuando es confrontado y que a pesar de pedírselo muchas veces nunca se detuvo. Diversos empleados y clientes se quejaron en reiteradas ocasiones del tipo raro que estaba realizando fotografías afuera, por lo que optaron por emitir una orden restrictiva que si bien no evitará que realice fotografías si evitará que ingrese a los locales comerciales.

A juzgar por el Flickr de Scott no puedo decir que sea un pervertido que realiza fotos de mujeres solamente, pero eso no significa que las imágenes no estén en la tarjeta de memoria, disco duro u otra cuenta de Flickr. Mientras tanto, es muy probable que la administradora se haya sentido acosada cuando Scott le hizo la fotografía en cuestión luego de haber tenido una pelea bastante agitada por el mismo tema tan sólo hace unos días, es posible que se sienta perseguida debido al malentendido y la mala memoria del fotógrafo.

¿Creen que los clientes y empleados del café tengan derecho a sentirse acosados por el fotógrafo o simplemente están sobre reaccionando cuando hay cámaras de video en todos lados, las 24 horas del día y es imposible salir a la calle sin ser capturado por alguna cámara que ni siquiera sabemos que existe?

Posts relacionados

Se revela el nuevo LEGO Technic McLaren Senna GTR

Mario Rübke

80% de las organizaciones en todo el mundo aceleran programas de transformación digital este año

Mario Rübke

Samsung innova en la nueva normalidad con servicios de asistencia para clientes

Mario Rübke