Intel finalmente lanza sus Xeon Phi “Knights Landing” de hasta 72 núcleos.

Estos procesadores destinados al mercado de computación de alto rendimiento o HPC (High Performance Computing) fueron anunciados en el 2013, pero no es hasta este 2016 en el marco de la ISC (Internet Systems Consortium) para HPC que Intel finalmente anuncia la disponibilidad comercial de sus Xeon Phi “Knights Landing”.

Para los que no estén interiorizados respecto a estos productos de Intel, les comentamos brevemente que los Xeon Phi “Knights Landing” están fabricados con tecnología de 14nm de Intel y son procesadores especiales destinados al mercado de computación de alto rendimiento (tal como NVIDIA con sus aceleradores Tesla), los cuales ya tuvieron su primera generación con los Xeon Phi “Knights Corner” (22nm) y que tendrán sus sucesores con “Knights Hill” (10nm).

Intel_Xeon_Phi_Knights_Landing

Estos microprocesadores son parte de una iniciativa de Intel que comenzó hace varios años para abarcar el mercado de la computación de alto rendimiento (HPC), están basados en la arquitectura Intel MIC (Many Integrated Cores) y utilizan tecnologías que se enmarcan dentro de lo que Intel denomina Scalable System Framework (SSF) para High Performance Computing y que involucra la conjunción de tecnologías de interconexión como Omni-Path (Ethernet, Intel Photonic) soluciones de memoria y almacenamiento (Intel Optane, Intel SSD), herramientas de software y desde luego los propios procesadores Intel Xeon Phi.

Intel_Xeon_Phi_Knights_Landing_01

Estos productos que hasta ahora no habían estado disponibles de manera general para el mercado corporativo y sólo disponible para selectos clientes (como Cray), son productos exclusivos al mercado profesional o mejor dicho HPC y servidores, para grandes compañías ensambladoras de sistemas de cómputo que se utilizan en centros de investigación científica, grandes laboratorios, universidades con fuerte énfasis en investigación y desarrollo e instituciones de gobierno.

Una de las características de estos procesadores y que ya habíamos comentado en notas previas, es que son unidades autónomas con su propio sistema de memoria, esto quiere decir que pueden correr independientemente y no sólo como un co-procesador como fueron en su primera generación. En este contexto, con la introducción de estos nuevos Xeon Phi, es posible arrancar o iniciar desde la propia CPU como host y el sistema de memoria integrado, también es posible crear un clúster completo sólo con estos procesadores Xeon Phi, sin requerir otro procesador, como un Xeon tradicional. Esto les da mayor versatilidad, autonomía y libertad para ser integrados en los respectivos sistemas.

Intel_Xeon_Phi_Knights_Landing_02

Los nuevos Xeon Phi poseen un rendimiento en cálculos de doble precisión de más de 3 TeraFLOPs, con más de 8 TeraFLOPs en rendimiento de precisión simple. Todos los nuevos modelos incorporan 16GB de memoria integrada MCDRAM, la cual Intel indica que es cinco veces más eficiente en consumo que la memoria GDDR5 y ofrece hasta 500GB/s de ancho de banda sostenido. Esta memoria puede ser usada efectivamente como un cache de alta velocidad o como adición complementaria al sistema de memorias GDDR4.

Intel_Xeon_Phi_Knights_Landing_04

Incialmente estarán disponibles cuatro configuraciones básicas de “Knights Landing”, con modelos de 64 a 72 núcleos y frecuencias que van desde los 1.3 a 1.5 GHz, todos soportan hasta 384 GB de memoria DDR4 hasta 2400 MHz, excepto el modelo de entrada que soporta DDR4 hasta 2133 MHz.

Intel_Xeon_Phi_Knights_Landing_03

La disponibilidad de estos procesadores comienza ahora, aunque su disponibilidad masiva estará a contar de septiembre de este año. De acuerdo a Intel, la compañía ha despachado cientos de miles de unidades de su generación previa “Knight Corner” y espera superar estos números con las nuevas unidades “Knights Landing”.

[Intel] [Press KIT]

Sunway TaihuLight destrona a Tianhe-2 como el supercomputador más poderoso del planeta
[PR] Vive al máximo la final Copa América y las clasificatorias a Rusia con el adaptador USB-C de Belkin