La NASA Demuestra Cohete Basado En Metano

Uno de los grandes problemas de los vuelos espaciales es la necesidad de encontrar nuevas alternativas de combustibles para poder llevar al espacio a los astronautas. En efecto, la tecnología actual no da demasiada libertad al respecto y de alguna manera esto condiciona los planes y programas a futuro. Es por ello, que las Organizaciones y Empresas dedicadas al sector están tratando de llevar a cabo investigaciones en este campo.

 

Actualmente, investigadores han estado llevando a cabo pruebas exitosas con un motor de cohete que es alimentado por metano. El motor, construido y probado por un contratista de la NASA ("Administración Nacional de Aeronaútica y del Espacio" o "National Aeronautics and Space Administration"), Alliant Techsystems/XCOR Aerospace, en todo caso, está lejos de poder usarse en vuelos espaciales.

 

Esta prueba parece ser el primer intento de implementar cohetes alimentados por metano para viajar al espacio.

 

                                    "El cohete basado en metano" 

 

La NASA tradicionalmente usa cohetes que requieren de Hidrógeno y Oxígeno líquido o combustible sólido para operar. En general, los cohetes propulsores de las naves espaciales entregan alrededor de 3,300,000 libras de empuje, mientras que el prototipo probado por XCOR Aerospace sólo genera un empuje de 7,500 libras.

 

Sin embargo, el metano tiene algunas ventajas por sobre los motores actuales de la NASA. Este compuesto es mucho más fácil y económico de recolectar que el Oxígeno líquido y el Hidrógeno. Incluso, se ha llegado a pensar que futuras probetas espaciales pueden recolectar el metano de otros planetas y lunas, permitiendo así un reabastecimiento durante las misiones.

 

Terri Tramel, Jefe de Proyectos del Centro de Vuelo Espacial Marshall de la NASA ("NASA Marshall Space Flight Center"), se pregunta porqué ha tomado tanto tiempo a los científicos el mirar al metano como una alternativa viable.

 

El siguiente paso para los investigadores es trabajar en el motor para que este sea capaz de operar un mayor tiempo con menor probabilidad de sobrecalentamiento.

 

La gran desventaja actual del metano es que gases mezclados con este compuesto son difíciles de combustionar. Por otro lado, una de las características que vuelven al metano seguro es su elevada temperatura de autocombustión, algo así como 580 °C. La autocombustión ocurre a mucha menor temperatura en el caso de las mezclas de Hidrógeno-Oxígeno.

  • paraiso36

Estás leyendo los contenidos de nuestro antiguo portal, te invitamos a revisar nuestro nuevo sitio.